jueves, 8 de agosto de 2013

¿Y por qué no? ¡Bisutería también!

Hace unos meses me enseñaron el mundo májico y brillante de la bisutería y me fascinó (como a los monos lo que brilla. Lo mismo).
Empezar muchas cosas y no ser un maestro en nada tiene ventajas y desventajas, pero es que a mí me gusta conocerlo todo.
Una persona a la que le dije que "sabía" hacer joyas me hiza varios encargos a la vez (¡qué fe!) y ya están acabados. Para presentarlo dignamente he hecho unas cajitas con la S.Cameo y aunque no me conformo con tanta sencillez, para entregar un trabajo queda genial. ¿Tú qué opinas?

Las cajas por fuera. No me ha quedado bien la fotografía ¡porque la tapa era un blanco roto cálido!

Por una parte debía remodelar un collar para que solo quedaran las piezas grandes, pero con las pequeñas y algo de rocalla ha salido una pulsera monísima a conjunto. Por otra parte, crear unos pendientes "Tu y yo" (perla y brillante) que en este caso son de plata, circonitas y perlas de río cultivadas; añadirle alguna piedra al anillo, que la había perdido y añadirle cuerda de cuero y cierre a una pieza metálica de Tous. Estoy satisfecha no el resultado ;D

1 comentario:

  1. Holaaaaa pásate por mi blog te he dejado un regalo!!!!
    http://paraquenadaseteolvide.blogspot.com.es/2013/09/mi-primer-premioooooo-110913.html

    ResponderEliminar